Vikings: reseña de episodios 01 al 03 (temporada 01)

Vikings es una serie para televisión creada por Michael Hirst. Hirst tiene además el importante logro de haber participado como jefe de guionistas en cada uno de los episodios del programa hasta la fecha (90 en cinco temporadas, con una sexta en camino para el 2019).

Se trata de una coproducción entre Irlanda y Canadá, con sus locaciones de filmación (la mayor parte en exteriores) en las tierras de Irlanda.

La primera temporada de Vikings cuenta con nueve capítulos, que fueron estrenados originalmente entre el 03 de marzo y el 28 de abril del 2013.

Este es un breve resumen de los tres primeros capítulos de la temporada uno, con algunos datos extras cada vez.  Y en cada uno de ellos, algunas apreciaciones personales.

Episodio 01-T01: Ritos del Pasaje (Rites of Passage)

Se nos presentan los personajes principales.

Conocemos al vikingo Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel), un experto navegante y conocedor de la vida de las armas. También a Laguertha (Katheryn Winnick), guerrera y esposa de Ragnar, con quien tiene dos hijos: Gyda, la hija menor, y Bjorn el hijo primogénito.  

Entre varios otros personajes, también conocemos al jefe local que decide los destinos de “Kattegat”, el poblado/reino al que Ragnar pertenece. Se trata del Jarl Haraldson (Gabriel Byrne), un gobernante que tiene alrededor de 60 años de edad y que lleva en su duro carácter el peso de las cosas horribles que tuvo que hacer para alcanzar (y sostener) el poder.

Hay otros dos personajes que merecen una mención en este breve párrafo y que se agregan a la lista de los secundarios que tienen gran importancia.

Por un lado Rollo (Clive Standen), el hermano de Ragnar y una persona obsesionada por no quedar opacado con la creciente fama de su colactáneo. Por el otro esta Siggy (Jessalyn Gilsig), esposa del Jarl Haraldson, una mujer que no tiene entrenamiento en la lucha por lo que tiene que poner su fuerza en otras estrategias para sobrevivir.

Ritos del Pasaje juega su trama con dos historias que van en paralelo.

Punto aparte para decir que ponerle un título específico a cada capítulo es una muy buena idea, Vikings  lo hace en todas sus temporadas, pero no todas las series tienen este detalle y es una lástima.

Como historia particular de este episodio tenemos a Ragnar que lleva a su hijo Bjorn (un adolescente que está entrando en la vida adulta), a jurarle lealtad al Jarl Haraldson.  Es la primera alusión al título del capítulo, el primer rito del pasaje: hay un orden establecido que todos tienen que seguir.

La segunda trama, central a la historia, tiene como protagonista a Ragnar. El descubre una forma de viajar hacia el oeste por barco partiendo desde Escandinavia: con algunas modificaciones en el cuerpo de las embarcaciones y el uso de un reloj de sol para fijar el rumbo, los vikingos pueden asaltar tierras que aún no conocen (o mejor dicho, que no visitan desde hace generaciones).

El problema es que el Jarl Haraldson se opone al plan de viajar al oeste, porque lo considera demasiado arriesgado como para invertir sus embarcaciones en algo que no da ninguna seguridad de retorno. Pero aun, toma la sugerencia como un cuestionamiento directo de Ragnar a su autoridad como líder.

Ragnar entonces decide organizar su propio viaje, financiando la construcción del barco junto a su hermano.

Este primer capítulo propone varias cosas muy buenas. Principalmente un relato visto desde la óptica de los vikingos, que en esta serie comienza el año 793 d.C. y da cuenta de sus costumbres, aun con todas las libertades que pueden entenderse por tratarse de una obra de ficción con sus propias libertades.

Es de notar que, aunque el capítulo comienza con lo que son varias herramientas comúnmente llamadas (¿tal vez mal llamadas?) “de video clip musical” como planos y un montaje súper estilizado (con detalles como cámara lenta e imágenes que no tratan de ocultar su intervención digital), el resto de la temporada no se abusa de esta estética. La reserva casi siempre para los “momentos místicos”, o siempre que algún personaje tenga un minuto de trance religioso.

La imagen del capítulo:

 

Episodio 02-T01: La Furia de los Hombres del Norte (Wrath of the Northmen)

Ragnar desafía la autoridad del Jarl Haraldson, construye un barco gracias a Floki (Gustaf Skarsgard) un carpintero/guerrero relativamente ermitaño y sale rumbo a lo desconocido. Pero antes consigue una tripulación, con la ayuda de su hermano Rollo, y lo hacen incluso contra los espías que buscan sabotear el viaje.

Gran parte del capítulo está dedicado a la preparación de la aventura y a la odisea que supone viajar hacia lo desconocido con una tripulación que desconfía de los resultados.

El resultado es que los vikingos arriban a Northumbria, aunque claro,  casi 100 años antes que el “nacimiento” de Uhtred en Bebbanburg. El resultado del desembarco es el asalto (y la consecuente masacre de los integrantes) de un monasterio Cristiano.

La Furia de los Hombres del Norte trae el primer cruce entre las dos religiones, la de los dioses nórdicos y la del cristianismo, un tema muy importante cuando se habla de este periodo en la edad media. Este contacto nos trae un nuevo personaje, el sacerdote Athelstan (George Blagden).

El capítulo consigue un gran despliegue de recursos visuales para conseguir un viaje en barco que se ve muy bien y mantiene nuestra atención como espectadores. Más importante aún, cuenta con el tiempo para hacer que nos interesemos por los personajes.

La imagen del capítulo:

Episodio 03-T01: Despojados (Dispossessed)

Ragnar regresa de su primer asalto a Northumbria, y se enfrenta con el Jarl Haraldson, que ya está tomando represalias por la forma en que se puso en disputa su autoridad, castigando a los involucrados.

Se llega entonces a un primer arreglo, aunque de condiciones muy frágiles: Haraldson da permiso para un nuevo viaje hacia el oeste, la actual Inglaterra, siempre que casi todo el botín le sea entregado como pago de un impuesto.

Ragnar acepta el pacto, y regresa a Northumbria. Pero esta vez no se encuentra con sacerdotes, se encuentra con los soldados del rey Aelle (otro conocido para los lectores de la saga El Último Reino) en lo que es el primer enfrentamiento entre ejércitos de la serie (o al menos el primer enfrentamiento que no es directamente entre bando vikingos).

Este tercer capítulo se integra en la continuidad de los otros dos, aunque esto se modifica más adelante cuando la tensión se vuelva sobre el fiordo natal de Ragnar. El principio de la primera temporada de Vikings gira alrededor de estas incursiones  vikingas y el efecto que tienen en la comunidad.

Más importante aún, la inclusión de uno de los reinos ingleses sube la apuesta de la violencia. A partir de ahora cada viaje tiene que ser más grande, con un ejército mayor, y cada vez los defensores tienen que aumentar su resistencia.

Entre lo más interesante, continua el crecimiento de Athelstan, el sacerdote cristiano que se ve como esclavo en un lugar que le es desconocido.

La imagen del capítulo:

También puede interesarte

Comentarios