Valhalla Rising | Película | vikingos en viaje de pesadilla

Valhalla Rising (Nicolas Winding Refn, 2009)

Valhalla Rising es una película estrenada el año 2009, dirigida por Nicolas Winding Refn. El director tiene también crédito como guionista, junto a Roy Jacobsen y Matthew Read.

Nicolas Winding Refn, que luego realiza películas como Drive (2011) y Only God Forgives (2013) se volvió conocido entre la crítica y el público por mostrar la violencia grafica de forma estilizada. Y tal vez por usar elementos conocidos de cine de género, de forma artística o como se dice generalmente, de autor.

Algunas personas dicen que la época en que vivimos glorifica la violencia. Una época superficial y por sobre todo fundamentalmente vacía.

Valhalla Rising glorifica la violencia, es superficial, pero no está completamente vacía. Eso es bastante.

Para empezar, no se puede decir que Valhalla Rising sea parte del género de la “novela histórica”. Está ambientada al inicio del siglo XI, pero no refleja ningún evento histórico en particular.

Sinopsis:

Esta película es un poco una historia de viaje (una road movie sin carreteras) y un poco una historia fantástica o de terror.

En algún lugar de la zona escandinava, un hombre es un esclavo de un grupo nómada local. Ese hombre, que no tiene un nombre propio (ninguno de los personajes lo tiene), lo conocemos solamente como “One Eye” (el actor Mads Mikkelsen). El tuerto, digamos.

Se trata de un guerrero feroz. Sus captores, también vikingos, lo usan en improvisados circos de gladiadores. One Eye derrota a sus rivales sin ahorrar darles muerte con mordidas, golpes con piedras o ahorcamientos.

Entonces nuestro protagonista, que es acompañado por un niño que él toma bajo su protección, se encuentra con un grupo de soldados cristianos.   Este grupo de soldados, que intercambia discusiones teológicas con los pueblos paganos a golpes de espada, es conducida por “el líder” (Ewan Stewart).

Nuestro protagonista entonces decide embancarse con el grupo de soldados/mercenarios a un viaje a Tierra Santa, en una de las cruzadas por la defensa de Jerusalén. Siendo que el mismo es pagano, los motivos para justificar su decisión son más bien crípticos. Sus compañeros de viaje le temen, y con buenas razones.

El viaje se convierte en una pesadilla. Y el destino resulta un lugar extraño.

Una especie de bosque lleno de helechos, que es difícil de ubicar geográficamente (¿América del Norte?) pero que sin dudas no es Jerusalén.  En apariencia, ese territorio está habitado por tribus/pueblos originarios, con no mayor tecnología que flechas con puntas de piedra.

En este nuevo espacio alejado de lo conocido, los vínculos de unidad son olvidados. Ahí los viajeros se entregan a las peleas internas, a la intoxicación con sustancias, a la violación y al destripamiento. No siempre en ese orden.

La reseña:

Valhalla Rising está dividida en seis partes, cada una con su propio título. Desde “La ira” hasta “infierno” y “El sacrificio”. Como dije antes, la película va en orden y no tiene nada especialmente profundo.

El protagonista a veces es asaltado por algunas imágenes con colores virados al rojo. Escenas que tal vez le representan el futuro.

Es parte de los temas de la película, mezclar algunas cosas de las leyendas vikingas (como el dios Odin, que sacrifico uno de sus ojos como pago para obtener sabiduría) con otras del cristianismo. Se intercala esto con las imágenes que se le aparecen al protagonista, las tonalidades extrañas, etc. Los momentos mas artísticos de la película.

La idea del infierno católico, y un paralelo con el infierno vikingo. Hay algo sobre la forma en que las religiones se expanden que es parte de lo que hace interesante al guion.

La parte más potente  del film es durante el viaje en barco. La niebla, las luces, la sensación ir a la deriva está perfectamente lograda.

Las actuaciones, la forma de “falsear” la perspectiva para no saber dónde se encuentra el barco. Y el sonido, todo se pone a favor de crear una atmósfera de terror.

Salvo casi la totalidad de esta secuencia en el barco (y algunos momentos de los sueños) todo el resto del metraje fue conseguido en exteriores. El 90% de la película ocurre al aire libre.

Y después esta lo de la violencia. Sería tonto decir “hay películas más violentas”, porque es cierto pero no agrega nada. Pero si es algo cómico que un director que se precie por mostrar imágenes fuertes tenga que agregar “sangre digital” en sus escenas ya de por si gráficas. Sé que no todo tiene que ser serio… pero tampoco hay necesidad de ser infantil. La sangre por computadora casi siempre se ve falsa, y este caso no es diferente.

Apuesto que la conversación fue algo así:

-Productor: ¿Estás seguro de que esto necesita sangre agregada por computadora? Ya pusimos sangre falsa cuando lo filmamos. Y la verdad es que por mostrar violencia no estas necesariamente haciendo algo profundo o filosófico.

-Director: NO ME DIGAN QUE HACER, ESTO ES MI ARTE, TIENEN QUE DEJARME HACER MI ARTE.

Conclusión:

La trama de Valhalla Rising es sencilla, con una estructura en tres actos que no trae nada nuevo y con un contenido que es más ligero que una pluma. El espectador tiene que pelear consigo mismo para encontrar algo verdaderamente críptico en ella, pero no es completamente vacía y se nota que el guion fue motivado por algunos detalles en mitos nórdicos.

Prácticamente no hay diálogos hablados y el protagonista jamás dice una palabra.

Lo que vemos puede ser “raro”, pero no hay ningún misterio para pensar o datos por conectar. Aun con todo, sus imágenes son hermosas, el sonido está muy bien y la atmósfera que logra hace que verla sea una buena experiencia.

También puede interesarte

Comentarios