The Last Kingdom | Reseña | Cuarto capítulo (temporada uno)

the last kingdom review cuarto capitulo primera temporada

Terminé de ver el cuarto capítulo de The Last Kingdom. Me queda la sensación de que, de los cuatro episodios que vi hasta ahora, este es el más fiel respecto a lo que se cuenta en la novela El Último Reino: Northumbria.

Es cierto que en muchos detalles hay pequeñas diferencias, pero voy a volver sobre eso en unos pocos párrafos. En suma, todas esas pequeñas discrepancias no son suficientes como para dejar al que leyó los libros rascándose la cabeza y diciéndose  “¿Cómo es  que dejaron afuera todo esto? ¡Era lo más importante!”

Y por otro lado, pensando en las personas que solamente están viendo o vieron la serie, creo que este capítulo supone el primer verdadero cambio de ritmo. Aunque suceden muchas cosas, el que ya conozcamos a la mayoría de los personajes crea en nosotros como una suerte de familiaridad con ellos.

Ademas, me equivoque al pensar que en esta oportunidad los realizadores se iban a centrar en el bando danes, aunque si buena parte transcurre en un campamento vikingo.

Creo que podría existir el lugar para una serie sobre la vida en la edad media, pero al igual que el libro, una serie que muestre más momentos de vida cotidiana de ese periodo ocurriendo entre los grandes momentos históricos. No estaría nada mal poder ver más sobre eso, y se habla de un momento histórico que fácilmente lo permitiría.

Pero ya me estoy alejando del tema. Mejor pasamos a….

¿Qué sucede en el cuarto capítulo de la temporada número uno? (Sin spoilers)

Uhtred quiere conseguir riquezas, ya que convertirse en un miembro de la nobleza va a traerle las herramientas para recuperar su tierra natal. Para volverse a transformarse en un señor con su propio feudo  tiene que aceptar las condiciones del rey Alfredo. Y eso lo lleva a conocer a Mildrith, una mujer que guarda un secreto.

En el plano de la guerra, el rey Alfredo se plantea hacer un nuevo pacto de paz con Guthrum. El líder danés capturó la fortaleza de Werham, y a las dos partes les sirve comprar tiempo hasta poder sumar fuerzas para un encuentro más decisivo.

 ¿Es muy distinto el cuarto capítulo de The Last Kingdom a su contraparte de la novela?

La verdad es que como decía antes, todos los acontecimientos de este cuarto episodio ocurren dentro del primer libro en la saga de Cornwell.

A riesgo de sonar repetitivo, entre los dos solamente difiere la distancia temporal entre los distintos eventos. Aunque esta vez la elipsis es muy notoriamente pronunciada. En la novela, entre el primer acuerdo de paz que sellan sajones/daneses y la ruptura de ese pacto con el ataque a Werham hay varios años de diferencia, tres si mal no me equivoco.

En la serie la secuencia pacto/ruptura/nuevo pacto se da entre un capitulo y el siguiente, y mucho menos que un año pasa en el tiempo del relato. Y si, hace un poco de ruido que alguien decida buscar de nuevo la paz siendo que el acuerdo parece imposible, visto que se quebró tan pronto. Pero los motivos de Alfredo ayudan a que aceptemos la posibilidad como válida.

¿Qué cosas son iguales entre ellos?

Todo lo que tiene que ver con la relación entre Uhtred y Alfredo es prácticamente idéntica en ambos medios. Lo que a Mildrith le aporta a la trama también lo es.

Se menciona a Ivar, el hermano de Ubba que estaba peleando en Irlanda. También se amplía lo que conocemos sobre  Guthrum, esta se hace un mayor hincapié en el enfrentamiento cultural que se da en el plano de las religiones.

¿Qué diferencias hay entre ambos?

Hay una cosa que me gustó mucho de este capítulo, un detalle que apenas dura unos momentos pero que expande algo que se menciona en la novela. Cuando se crea el nuevo tratado de paz, hay un intercambio de rehenes.  Diez sajones pasan del lado danés y viceversa. Entre estos sajones va un cura, que en la serie se llama Selbix. La intención del rey Alfredo es enviarlo para que convenza a Guthrum para que se convierta al Catolicismo.

El dialogo entre el cura y Alfredo es muy bueno, una pequeña escena con muy buenas actuaciones, dentro de una serie que de por sí está muy bien realizada.

Descontando que el libro es mucho más grafico que la serie en su descripción de la violencia, creo que esta vez no tengo muchas diferencias que mencionar entre  ambos.

Conclusión

Es raro, creo que  este cuarto episodio es el mejor capítulo de lo que viene a ser la mitad de la primera temporada.

Lo raro es que me resulta muy difícil decir porque es el que más me gusto. La ambientación reboza calidad por todos lados, y solamente alguien dispuesto a buscar inexactitudes en el arte podría decir que algo de lo que se ve en pantalla lo saca del mundo medieval que se crea. Pero eso ya venía pasando.

Puede ser que como decía antes, recién ahora las cosas se sienten “en movimiento”. La serie ya consiguió poner a andar las cosas y sin la necesidad de resumir o combinar personajes,  puede ahora dedicarse a ampliar las relaciones entre ellos. Además, consigue así que las apuestas estén más altas, adelantando cada vez más la inminencia de una batalla decisiva.

También puede interesarte

Comentarios