Los señores del norte: un viaje a la tierra sin leyes

Los señores del norte

Los señores del norte es la tercera novela en la saga de “sajones, vikingos y normandos” del escritor Bernard Cornwell. El libro fue publicado originalmente en el año 2006 y como en las dos novelas anteriores, la acción está situada en la Inglaterra de la edad media a finales del siglo IX.

Una vuelta a casa

Uhtred se aleja del reino de Wessex y de la zona de influencia del rey Alfredo, o al menos eso es lo que él piensa, ya que después de todo…  ¿Hasta dónde llega esa influencia? ¿Quién puede saberlo?

Pero como decía, Uhtred viaja de vuelta hacia el norte, hacia Northumbria.

Lo hace alrededor del 878 d.C. después de participar y salir como uno de los vencedores en la batalla de Edington. Ese fue el enfrentamiento que  terminó el proceso de conquista de Guthrum. Un líder danés que luego de la derrota decide convertirse al cristianismo para gobernar su parte de la isla de acuerdo a los pactos que forma con Alfredo.

Ahora el objetivo de Uhtred es reunir un ejército que le permita recuperar Bebbanburg, la fortaleza que le es propia por herencia. Su tío paterno está en control de esa fortaleza, y la quiere para sus propios descendientes. No planea entregarla sin luchar.

Aunque Uhtred realmente no tiene nada a su favor, dejó Northumbria hace años y los que recuerdan quien es el, quieren matarlo. Pero viajar es una excusa para salir del letargo, viaja más bien para tratar de no pensar, para olvidar las cosas que no quiere recordar.

Y el viaje hacia Bebbanburg se tuerce poco a poco. Las tierras del norte son salvajes, cada tramo dominado por un líder distinto: vikingos en una zona, tratantes de esclavos en otra, obispos y nobles sajones también compiten. Pero no todos son violentos, hay campesinos, hay comerciantes, y en resumen: grupos de daneses y sajones, algunos viviendo en paz y otros en guerra.

Entre esos señores aparece uno que parece tener la oportunidad de controlar la zona. Un rey con un pasado de esclavo. Sin proponérselo, Uhtred se convierte en asesor y guardia personal de ese joven rey en potencia.

Un sentimiento difícil de expresar

De los tres primeros libros en la saga, Los señores del norte es mi favorito. Creo que tengo una buena idea sobre porque pienso que es mi favorito, pero creo que expresar esa idea es difícil.

El clásico problema de la vida, conseguir expresar algo de modo más o menos comprensible. En este caso es casi imposible pensar que voy a poder decir lo que pienso con éxito: es como tratar de explicar porque un sabor de helado te gusta más que otro. ¿Por qué la vainilla te gusta más que la crema americana? Bueno, eso, es difícil de transmitir una explicación razonable para eso.

Pero voy a intentarlo.

Mi razonamiento es el siguiente: Los señores del norte se siente como una historia donde casi cualquier cosa puede ocurrirle a los personajes.  Es un viaje sin pausas, con alianzas que se forman y se desarman constantemente. La traición y las batallas se unen como los eslabones de una cadena.  Más que nada, tiene la frescura de un nuevo comienzo.

En las dos primeras novelas la amenaza es la invasión de los vikingos al reino de Wessex, su defensa y la forma de recuperarlo. Cornwell recrea batallas históricas reales., pero aunque Uhtred este dividido entre dos bandos, las fuerzas opuestas son claramente identificables.

De otra manera,  en Los señores del norte no hay Wessex, no hay Alfredo, no tenemos casi puntos  de referencia conocido. Cornwell presenta una tierra sin leyes, dominada por la religión y la fantasía, donde hay poblados pero no parece existir la civilización. En comparación a Northumbria, Wessex parece una ciudad futurista.

Esa postal de la oscuridad es lo que hace que de estos primeros tres libros, este sea mi preferido.

Viejos conocidos

Uhtred viaja con un único acompañante. Ella es Hild, una monja que sufrió una crisis de fe y que abandonó la iglesia. Hild atraviesa varias transformaciones y su historia, que comenzó en el libro Svein, el del caballo blanco, se completa en esta tercera novela.

En uno u otro punto vuelven otros conocidos. Aparecen para prestar su ayuda en momentos de necesidad (y a veces para complicar la aventura). Entre ellos están Beocca, el sacerdote que Uhtred conoce desde la infancia y Ragnar, un vikingo que es su medio hermano adoptivo.

Pero de los personajes que vuelven, hay dos que son determinantes para la trama central de Los señores del norte. Viven como reyes, ocupan un edificio que se dice inexpugnable, la fortaleza de Dunholm. Ellos son Kjartan “El cruel” y su hijo Sven, dos vikingos que asesinaron a sus propios pares para obtener poder. Y entre esos daneses asesinados esta la familia adoptiva de Uhtred.

Y la venganza de Uhtred es una sombra sobre la vida en Dulhom. Kjartan y Sven buscan desesperadamente terminar con Uhtred, una ambición que no los deja dormir tranquilos.

 Nuevos rostros

Guthred es tal vez la personalidad más importante entre todas las que se nos presentan en esta novela.

De origen danés, su familia tiene riquezas, aunque Guthred es capturado como esclavo durante su juventud  y vive en la miseria.  Religiosos y hombres de poder ven en él una oportunidad de pacificar la zona: es de origen danés, por lo que puede dirigirse a los vikingos como uno de los suyos, y pude convertirse al cristianismo, para agradar a los sajones.

Uhtred sigue de cerca la evolución de Guthred, y su participación en el asunto lo lleva a atravesar experiencias  que no puedo resumir, a riesgo de dar detalles demasiados cruciales para la trama.

¿Cómo se relaciona este libro con las novelas anteriores y la serie de televisión?

El último reino Northumbria, la primera novela de la saga, es una historia de crecimiento: son diez años en la vida de Uhtred, que está constantemente aprendiendo cosas de los sajones y los vikingos.

La segunda novela,  Svein, el del caballo blanco, comienza directamente donde termina la primera. El rey Alfredo es una figura principal, no solamente por su poder, sino porque está presente como uno de los personajes centrales.

Aunque se puede leer las novelas en la saga sin la necesidad de seguir un orden estricto, las dos primeras forman casi un libro único separado en dos partes, o eso es lo que pienso.

Con Los señores del norte comienza una nueva etapa en la historia de Uhtred, por motivos que creo haber mencionado más arriba. Las conexiones entre esa novela y las anteriores las aclara Cornwell debidamente cuando hace una breve presentación de cada personaje.

En lo que atañe a la serie de televisión, lo que ocurre en los primeros cuatro capítulos de la segunda temporada sigue a grandes rasgos (aunque de manera menos intensa) los eventos de esta misma novela.

¿Que les pareció?  ¿Ustedes leyeron la novela? ¿Que opinan de la saga? 

También puede interesarte

Comentarios