The Last Kingdom, reseña del primer capítulo (de la segunda temporada)

The last Kingdom. Primer capítulo de la segunda temporada. Un nuevo comienzo para esta historia enmarcada en la Inglaterra cercana al siglo IX. Y también una expansión dentro del relato de venganza de Uhtred, el sajón criado como vikingo.

¿Con que panorama nos encontramos esta vez? El centro de la acción se aleja del reino de Wessex, pero no de su influencia de poder. La vista del paisaje pasa del sur hacia el norte, en la zona de Northumbria. Este cambio de escenario se filtra al tono general, tanto estético como argumental. Los colores se vuelven más oscuros, la atmosfera parece gris y la sensación general es la de un peligro inminente.

Lejos aún de la pacificación, los que viven en esa zona son gobernados por distintos señores de la guerra, cada uno con una agenda diferente. La mayoría con un gusto muy similar por la violencia.

¿Qué sucede en el primer capítulo de la temporada número dos? (sin spoilers)

Uhtred vaga sin objetivo fijo. Ahora él es conocido por todos como uno de los que acompaño al rey Alfredo en la campaña que puso un alto a la conquista danesa en Wessex. Pero esa fama no lo pone más cerca de retomar Bebbanburgh, la fortaleza que le pertenece por herencia.

Todo esto está por cambiar. Es Hild, la monja que lo acompaña desde la temporada pasada, la que le ofrece un camino: marchar hacia el norte. No importa que no tengan un ejército, lo importante es iniciar la marcha.

Y es ahí donde conoce a la persona que le va a dar un uso a su espada. Se trata de Guthred, un esclavo que tiene en el pasado de su familia la clave para levantarse como rey de la zona de Northumbria, un rey admitido como propio por el pueblo sajón, danés y britano por igual.

 ¿Es muy distinto este capítulo de The Last Kingdom a su contraparte de la novela?

Yo mismo me metí a plantear estas preguntas, así que no puedo quejarme. Pero cada vez me resulta más difícil darles una respuesta precisa. Vale decir que las cosas están algo mezcladas.

Vamos a los seguro, como ya vimos antes, la primera temporada comprende a grandes rasgos los acontecimientos de los libros El Último Reino: Northumbria  y Svein, el del caballo blanco. Si nos guiamos por eso, podríamos pensar que la segunda temporada va a hacer algo similar, ocupándose del tercer y cuarto libro.

Partiendo de lo que vi en el primer capítulo, la serie toca algunos de los puntos fuertes que se pueden leer en la tercera novela, Los señores del norte.

Sucede que además también adelanta algunas cosas que por lo que creo, involucran al cuarto libro. Pero por ahora solo son detalles, como personajes o situaciones puntuales.

¿Qué cosas son iguales entre ellos?

Para empezar, la situación es igual en ambos. Revueltas populares ocurren en las ciudades controladas por los daneses, en especial cuando las noticias de la victoria de Alfredo se esparcen. Además, la lucha entre religiones está en su máxima tensión. El triunfo de los católicos en el campo de batalla le hace un gran favor en su propagación, y su uso de reliquias conquista la imaginación de las otras culturas.

Además el líder danés Guthrum, uno de los principales antagonistas de las primeras dos novelas, ya se bautizó aceptando a la iglesia y esta conversión no es una falsa promesa. Mantiene ahora duraderos pactos con Alfredo.

En los dos casos, cuando los protagonistas llegan a la ciudad de Eoferwic se encuentra que el sacerdote Hrothweard levantó en armas a los pobladores para matar a todos los daneses posibles, independientemente de si fueran guerreros o no. En la ciudad no había muchos soldados, puesto que la fuerza invasora se había movido para mantener una guerra en Escocia y Uhtred llega en el momento exacto.

Una vez calmados los vapores de la violencia, todos saben que las represalias van a llegar y Uhtred tiene el reconocimiento como héroe de Wessex para defenderlos.

Y tanto en la novela como en la serie aparece Guthred, un esclavo danés que de ser liberado, tiene el visto bueno de los religiosos para unificar el norte de Inglaterra en un reinado. Su figura se le apareció al abad Eadred de la iglesia, en una visión que le mostró San Cutberto.

El problema es rescatarlo de Kjartan y Sven, padre e hijo, tratantes de esclavos y responsables del asesinato de Ragnar, el padre adoptivo de Uthred.

¿Qué diferencias hay entre este capítulo y la novela?

Muchas pequeñas, y tres bastante importantes.

Entre las importantes, la aparición de Alfredo en la novela Los Señores del Norte no se da hasta más o menos la mitad del libro. Sus intenciones con Guthred son más o menos evidentes según el personaje que las mencione, pero nunca salen totalmente claras desde su propia boca. La serie trae a Alfredo desde un primer momento, y explica paso a paso lo que piensa, robándole un poco de misterio.

Aunque también Alfredo tiene momentos interesantes que lo recompensan. Lo hace agregándole una nueva escena con Brida y Ragnar, que tiene un buen dialogo dentro.

El segundo cambio importante es temporal. El tiempo entre el segundo y tercer libro es de unos cuatro meses. En la serie, es difícil precisar cuánto pasó para los personajes entre las temporadas. En especial esto se ve en Aethelflaed, que en la primera temporada apenas aparece como una niña pequeña que solamente es mencionada de pasada, y ahora ya es una adolescente. Como la serie condensa las situaciones, es difícil saber cuánto pasa entre un evento y otro aun cuando se mencione alguna fecha.

La tercera, y quizás la más importante, está entre los nombres daneses. En la novela, los señores del norte que tienen un peso absoluto son Ivarr y su hijo. Ivarr Lothbrok aparece desde la primera novela, y en la tercera es el dueño del principal ejerctio al que Uhtred se enfrenta.

La serie por otro lado nunca menciona a Ivarr. Por el contrario, los daneses ahora están encarnados por dos hermanos: Sigefrid y Erik. Estos dos nombres no aparecen hasta la cuarta novela, que aún no tuve la oportunidad de leer. Como se ve, a veces la serie mezcla bastante  las cosas y se transforma en algo alejado del material en el que está basándose.

Conclusión

Es claro que la serie esta excelentemente bien realizada, y en nada bajó la calidad técnica entre las dos temporadas. Lo que aprendimos es que se toma un poco de tiempo en poner las cosas en movimiento, y esta no es la excepción. Se trata después de todo de un capitulo introductorio, que tiene pocas cosas de la temporada pasada y que tiene la necesidad de presentarnos a todo un conjunto de personajes nuevos.

Hay creo algo más que mencionar, pero creo que queda para otra ocasión. Lo hago para guardar el misterio, y porque aunque tiene que ver con este capítulo, creo que es algo que vale la pena mencionar cuando pueda terminar de ver esta segunda temporada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También puede interesarte

Comentarios