The Last Kingdom, reseña del sexto capítulo (de la segunda temporada)

The Last Kingdom, reseña del sexto capítulo (de la segunda temporada)

Aunque veo series, por lo general no soy de las personas que miran varios capítulos seguidos, uno detrás del otro.

Muchas personas que conozco lo hacen, ven varios capítulos de una (única) serie en una misma noche. Los comprendo, pero no comparto la idea. La sensación es buena, es como ver una gigantesca película desenvolverse ante nuestros ojos: una forma mucho más extensa de la clásica formula en tres actos que aquella que el cine dominó durante años.

Pero en mi opinión, el máximo recomendado de capítulos por persona es de dos. Uno es ideal, dos está más que bien,  pero agregas uno más y todo lo que sucede se olvida a los pocos minutos en que terminamos de verlo.

Y toda esta extraña introducción para decir que…

Las personas que ven series “en continuado” seguramente pudieron ver cualquiera de las dos temporadas de  The Last Kingdom en poco más que un fin de semana. Yo mismo me sorprendo de estar escribiendo sobre el sexto capítulo, todo pasó tan rápido y esta temporada ya casi se termina. Y eso que no veo mas de un capitulo por día.

Por eso en todo lo que sigue hay algunos más o menos pequeños spoilers acerca de la trama. Ya estamos sobre el final de la segunda temporada. Pero si ya seguiste la historia hasta acá, no creo que eso te resulte en algún problema.

¿Qué sucede en el sexto capítulo de la temporada número dos? (con spoilers de variada intensidad)

La hija del rey Alfredo, Ethelfleda , se une en matrimonio con Ethelredo, un joven noble del reino de Mercia.  Pero el casamiento que fue creado como una alianza territorial se inicia con varios problemas. Problemas bastante intensos.

Ethelfleda tiene buenas ideas sobre cómo manejar el poder, pasó toda su niñez viviendo el conflicto de su reino en la pelea entre sajones y vikingos. Sin embargo su esposo es incapaz de escucharla, es un tipo cegado por los celos y su ambición de poder. Dos características que van a arrastrarlo a él y a los que lo acompañan por caminos oscuros y violentos.

A la vez, Erik y Sigefred conquistaron con su ejército vikingo la ciudad de Lundene, dentro del reino de Mercia. Y no van a abandonarla por un rescate, la ciudad va a recuperarse o perderse por el medio de las armas.

Uhtred tiene una última oportunidad para decidir, respetar el juramento que le hizo Alfredo para defender  Wessex o romper su palabra y transformarse el mismo en rey. La desconfianza que el rey de los sajones aun siente por él hace que tomar cualquier decisión sea bastante complicado.

¿Es muy distinto este capítulo de The Last Kingdom a su contraparte de la novela?

Este episodio corresponde a unos dos o tres capítulos de la historia que narra la novela La Canción de la Espada, de Bernard Cornwell.

Aunque por lo general las diferencias y similitudes entre la versión literaria y la versión audiovisual de la historia de Uhtred están bastante niveladas, esta vez la balanza cae por el lado de las diferencias. Pero empecemos por las similitudes.

 ¿Qué cosas son iguales entre ellos?

En los dos Ethelredo es igual de odioso. Claro, en la novela es primo de Uhtred y en la serie no, pero la relación de odio entre los dos sigue ahí.

Aparece un nuevo personaje, Osferth, un joven monje que es hijo ilegitimo del rey Alfredo. Uhtred decide tomarlo bajo su vigilancia, porque Osferth quiere abandonar el convento para convertirse en guerrero.

¿Qué diferencias hay entre este capítulo y la novela?

En el cuarto libro, la participación de Etelwoldo, el primo del rey, es prácticamente nula. Su función es solamente la de comenzar el conflicto, con su relato de la aparición de un mensaje del mas allá que le promete a él y a Uhtred la oportunidad de ser reyes.

En la serie sin embargo la participación de Etelwoldo es la de un personaje recurrente, y su función es la de tratar de convencer a Uhtred para que se revele contra Wessex. OK, bien pensado tal vez esta no es una diferencia.

En la novela, buena parte de un capítulo se dedica a como unos religiosos intentan determinar por medio de un ritual si Ethelfleda fue o no infiel a su esposo. Claro que todo no es más que un delirio de su enfermiza personalidad, pero Gisela tiene que intervenir para detener todo eso.

La serie abrevia todo eso, y a Beocca le toca llevar a cabo el ritual. Por suerte se resuelve de una forma más que elegante, ya que esa acción le quedaba muy fuera de papel a Beocca, que ya dio sobradas muestras de ser un tipo de buen corazón sin interés en prestarse a ningún tipo de maltrato.

Esta es la PRINCIPAL diferencia. En el libro, la acción de recuperar Lundene se lleva una buena porción de la historia de la novela. Es un plan en múltiples partes, con varios sorpresas y que se resuelve en favor de los sajones. El secuestro de la hija del rey ocurre mucho después, y como resultado de una lucha distinta.

The Last Kingdom condensa las dos cosas, la batalla de Lundene y el secuestro, en una misma secuencia.

La serie hace que esa gran modificación funcione, pero las relaciones de los personajes entre todos esos eventos es bastante diferente.

Conclusión

A veces los recursos más bien ajustados de la serie le juegan en contra, como los pequeños botes que usan ahora los personajes para navegar el río. Pero está bien, no siempre es posible mostrar barcos.

Otras veces no estoy de acuerdo en la forma en que son filmadas las cosas, pero a todos siempre se nos ocurren ideas después de ver las escenas terminadas.

Sin embargo la forma en que los realizadores decidieron filmar el secuestro de Ethelfleda es excelente. Es una especie de plano secuencia, donde la cámara se transforma en un personaje más dentro del campo de batalla. Es una excelente forma de mostrar con gracia algo difícil de filmar: nos pone dentro del escape, los caballos se abalanzan sobre nuestro punto de vista y la escena cobra vida.

Ese tipo de ideas, ver cómo se resuelve algo complejo en la pantalla cuando la literatura parece describirlo “tan fácilmente” es una de las razones que me hacen volver a la serie.

También puede interesarte

Comentarios