Elric de Melniboné | Crónicas del Emperador Albino I | Reseña

Elric de Melniboné | Crónicas del Emperador Albino I

Elric de Melniboné : Crónicas del Emperador Albino es una novela del escritor británico Michael John Moorcock.

Se trata de una novela del género fantástico, más específicamente de aquel que se conoce como de “espadas y brujerías”. Moorcock colaboro con la creación de ese subgénero (de hecho fueron el mismo y el escritor Fritz Leiber quienes acuñaron el término en 1961).

Del mismo modo que “capa y espada” hace referencia a un tipo de historia de aventura histórica casi siempre ambientada en el mundo medieval, “espadas y brujería” indica historias fantásticas de aventuras en un escenario de batallas medievales.

No quiero detenerme demasiado en esto de espadas y brujería. De hecho va a parecer que no puedo dejar de mencionar espadas y brujería. Después de todo, una descripción de ese tipo de relatos no es completamente estricta. Pero un buen ejemplo para saber de que estamos hablando es el personaje de Conan, el Barbaro de Robert E. Howard.

Conan, el Barbaro se volvió popular cinematograficamente en 1982, con una película de ese mismo nombre, interpretada por Arnold Schwarzenegger en los inicios de su carrera como actor.

De vuelta a Elric

Elric de Melniboné es la primera novela de una saga que cuenta las historias de Elric, el emperador de la increíbles tierras de Melniboné. La novela fue escrita en el año 1972.

Ahora bien, a simple vista la cronología de los libros de Elric puede parecer algo confusa. Y es que sus aventurar no fueron publicadas en un orden lineal.

Moorcock fue leyenda en la época de gloria de las revistas dedicadas a la literatura fantástica, y comenzó a publicar relatos del personaje en 1962.

Siendo este el personaje emblema del autor, y teniendo tanto éxito con el publico, se mantuvo expandiendo este universo durante décadas.

Para poner las cosas más raras, creo que no todos los libros fueron editados en argentina. Pueden hacerse una idea más general de la cronología interna de la serie siguiendo este link.

El libro que hoy nos ocupa es el inicio formal de la saga de Elric, aunque no fue la primera historia en tenerlo como protagonista.

Sinopsis: una destrucción que se cuenta en milenios

Melniboné es un reinado. Su forma geográfica es la de una isla, también conocida como La Isla del Dragón.

Como es de esperar el apodo esta muy buen puesto, porque la isla de hecho tiene dragones entre su fauna local.

Pero como decía, Melniboné es un poderoso reinado con una tradición de poder milenaria. Aunque su poder actual no es el de tiempos pretéritos, sigue siendo una tierra temida y odiada por sus vecinos humanos.

Dicho de otro modo, los melniboneses no son humanos. aunque antropomórfica, su raza es anterior a la humana. Tienen otras habilidades ademas, como un mayor contacto con la magia, una tecnología diferente, y tienen una naturaleza más sádica que los humanos. Si es que eso es posible de imaginar.

La capital de la isla es Immyr, y su puerto esta protegido por un laberinto mágico. Entrar al laberinto sin conocer una de las cinco salidas es una invitación a ahogarse en el mar o a chocar contra unos gigantescos barcos protegidos por placas de oro.

Elric es el nuevo gobernante de la isla, tras la muerte de su padre, el anterior emperador. Elric no llega en el mejor momento: el poder de Melniboné palidece frente a los nuevos y pujantes reinos humanos. Los antiguos dioses de la isla están cayendo en el olvido, y los medios de la magia son poco a poco abandonados.

Todo queda en familia

Para colmo de males, Elric no es tampoco el emperador más popular entre su propio pueblo. De una constitución física enfermiza, el emperador tiene que tomar medicamentos poderosos para mantenerse con vida. Es un excelente espadachín, pero se cansa muy fácilmente. Dedica entonces tu tiempo a la lectura de antiguos libros de hechicería y a la contemplación filosófica de la existencia.

La nobleza espera algo más: un regreso a las épocas de conquista de naciones, de orgías sangrientas y de alocada captura de riquezas en monedas metálicas.

Elric esta enamorado de su prima, la princesa Cymoril. Ella corresponde el amor de Elric, e intenta ayudarlo en sus decisiones de gobierno.

Pero también esta Yirkoon, el primo de Elric y también príncipe de Melniboné. Yirkoon es algo asi como la antítesis del emperador. Fuerte, lleno de vitalidad y heredero de las sádicas costumbres de su cultura.

La ambición de Yirkoon por tomar el lugar de Elric en el trono va a dar inicio a una tragedia plagada de demonios, planos sobrenaturales, espadas encantadas, espejos que capturan la memoria y distintas referencias a castigos por medio de canibalismo.

Un libro bien construido

Elric de Melniboné : Crónicas del Emperador Albino esta dividido en tres partes.

No es un libro largo, tiene 210 páginas de longitud. Así que no pierde el tiempo en excesivas descripciones, simplemente tiene una historia sencilla para contar y eso hace.

Pero su brevedad no atenta contra la imaginación. El mundo de Elric esta lleno de detalles muy bien cuidados, donde cada elemento natural tiene sus propios espíritus mágicos. Pedir ayuda de la magia implica hacer tratos con seres que están a favor del caos.

El universo de Moorcock reemplaza la dualidad bien/mal por la de orden/caos. Aunque a primera vista la modificación parece menor, eso abre juegos bastante interesantes.

Por ejemplo, Elric es débil y su primo es fuerte. Todos le recomiendan que mande a asesinar a Yirkoon, es lo más lógico para evitar que este se quede con el poder. Pero si Elric asesina a Yirkoon, no haría más que confirmar que es débil y que le tiene miedo a los fuertes.

Elric de Melniboné no es excesivamente compleja, no le interesa serlo. Pero tampoco es una ensalada de escenas de acción, por debajo de sus guerras de espadas se mueven varias metáforas y momentos de gran imaginación.

Más importante aun, el autor se aleja completamente de cualquier tipo de moraleja sencilla. No intenta aleccionar a su público, tampoco trata de subestimarlo.

En Conclusión

Estamos frente a una buena novela, uno de los clásicos del género del siglo XX.

No tiene una gran cantidad de personajes, pero los que tiene son memorables. Elric de Melniboné toma lo mejor de la fantasía y la mitología, y hace lo propio para entregar una historia compacta, rápida y difícil de soltar.

Es fácil encontrar algunos puntos de contacto entre Elric y las historia de Geralt de Rivia, del escritor Andrej Sapkowski. ¿Cual es el alcance de esas similitudes? Eso queda para otra oportunidad.

Comentarios