El impresionante castillo de Dunholm (Durham)

castillo durham

En una entrada anterior escribía sobre Bebbanburg, la fortaleza que hizo de hogar de Uhtred en las orillas de Northumbria. En ese momento también mencione  la fortificación de Dunholm, y creo que es una buena oportunidad para refrescar algunos datos acerca de ese otro lugar.

Después de todo, hace apenas unos días terminé de leer Los hombres del Norte y ese espacio me llamó poderosamente la atención. ¿Qué puedo decir? Supongo que las personas se dividen entre las que le se ven a ellas mismas como las que asedian un castillo y las que les gusta imaginarse como los defensores. Prefiero pensarme dentro de ese segundo grupo.

Claro que en este caso la fortaleza es el hogar de Kjartan “El cruel” y su hijo Sven, no creo que exista persona a la que le gustaría compartir morada con esos dos individuos al defender un edificio o cualquier otra cosa.

Exceptuando ese detalle de horribles compañías, la descripción del bastión es impresionante: altos muros desde el que los guardias arrojan leños en llama para iluminar la noche, pasarelas por donde soldados con lanza pueden repeler los ataques y aljibes protegidos por sus propias empalizadas.

Pero supongo que muchas cosas se modificaron y Dunholm, o Durham dicho como lo conocemos hoy, tiene un castillo que fue edificado en piedra en el siglo XI. Algo similar al caso de Bebbanburg que fue re instalado durante el periodo normando. En ese castillo funciona ahora y desde 1840 la Universidad de Durham.

En esta imagen satélite del castillo, se puede ver su cercanía a la catedral y el agua que rodea la zona por los lados.

En la gran pantalla del cine,  el edificio y la catedral sirvieron con su arquitectura como escenario para la Escuela Hogwarts; lugar de estudios de Harry Potter, el personaje de J.K. Rowling  en su versión cinematográfica.

¿Existió alguna vez una fortaleza como indica la novela antes del año 1000 después de Cristo?  Cornwell dice en una nota histórica que no puede saberlo. Aun dicho esto,  y siendo la colina tan defendible por su forma, es probable que si existiera una. Si ello fue así, sus restos fueron reemplazados por las piedras de aquella que se edifico luego y que llego hasta nuestros días.

En frente de este castillo está también la catedral de Durham, que también fue fundada en el siglo XI y es donde descansan el cuerpo de San Cutberto de Lindisfarne, la cabeza de San Osvaldo de Northumbria y los restos de San Beda. Todos ellos reliquias religiosas que formaron parte central del asentamiento de la cristiandad en la región.

También puede interesarte

Comentarios