La Canción de la Espada (El Último Reino) | El sonido de la edad media

Canción de la espada, Bernard Cornwell

La canción de la espada es la cuarta novela en la saga “El último reino”, la serie de novelas que el escritor Bernard Cornwell ambienta en la Inglaterra del siglo IX.

Como me pasa con la mayoría de los libros de Cornwell, la novela me duró mucho menos de lo que esperaba. Son 450 páginas (la edición no es de bolsillo), y en dos o tres noches de lectura ya lo había terminado.

Es cierto, fueron dos o tres noches acostándome a altas horas de la madrugada, pero no puedo quejarme. La historia tiene un muy buen ritmo y es realmente difícil suspender la lectura una vez que te concentrás en ella.

Seguramente esto sea porque, como dije cuando hice unas primeras impresiones de la novela, entre los primeros cuatro libros este es el que más rápidamente salta al centro de la acción. Es tal vez el que menos personajes nuevos introduce, pero voy a volver sobre eso dentro de unos párrafos.

¿De qué trata La canción de la espada?

Uhtred está casado con Gisela, la hermana del rey de Northumbria, y tiene dos hijos. Ahora trabaja directamente para el rey Alfredo, guiándose por los juramentos que le hizo de proteger al reino de Wessex.

Y así comienza la historia, directamente en movimiento desde las primeras páginas: Uhtred organiza la defensa de una de las fortalezas que rodean Wessex, y le da caza a un barco vikingo que está atacando una aldea.

Entonces es cuando se abre la trama principal de la novela: tres líderes vikingos capturaron la ciudad de Lundene (hoy Londres) y Uhtred es el encargado de recuperarla. Tiene que viajar hacia el territorio de Mercia, un reinado sin monarca, un espacio vacío de poder.

Pero lo que podía ser solo otra expedición de conquista tiene un problema agregado. Uhtred no esta directamente al mando, tiene que cumplir ordenes.

Etelredo es un joven de la nobleza y también un primo de Uhtred. Etelredo se casó con Etelfleda, la hija mayor de Alfredo. Etelredo está cegado por los celos y la ambición, tal vez no sea la mejor persona para ordenar un ataque contra un ejército de miles de miles de vikingos expertos en la batalla.

Etelfleda tiene que reforzar su carácter de líder si quiere que el reinado de su padre no se desmorone.

Nuevos Personajes

Como dije antes, de los cuatros libros que leí de la saga este es el que menos personajes nuevos introduce. O al menos esa es la sensación que me queda. Algunas personas prefieren las novelas con muchos personajes, por lo general yo prefiero aquellas donde hay menos. No es que me confunda fácilmente, pero en las historias gigantescas llenas de ramificaciones… es fácil perderse con los nombres.

También hay que tener en cuenta que muchos de los personajes que aparecen mencionados ya son recurrentes de los otros libros. Es lógico, lo que en la primera novela nos parece nuevo en esta ya lo tomamos como algo familiar.

Pero entre los nombres nuevos hay dos que vale la destacar. Son los dos antagonistas de la trama.

Se trata de dos hermanos, Sigefrid  y Erik Thurgilson. Sigefrid es de una gran brutalidad, un tipo de un carácter impredecible y un maestro con su espada que el mismo bautizó como “la aterradora”. Erik parece ser más amable, más tranquilo, alguien con quien se puede mantener una conversación. ¿Cuál de los dos es el más peligroso?

Vale agregar que la serie para televisión The Last Kingdom pone a los hermanos Thurgilson también en otro momento de la historia (los hace tomar partida en eventos que narra la novela Los señores del norte). Los puntos más importantes de su relación están ahí, pero todo de una forma mucho más resumida.

El regreso de personajes conocidos

No es completamente necesario leer los libros de la saga en orden, pero el hacerlo ayuda a reconocer rápido a los personajes recurrentes.

Como mencioné antes, la mayoría de la narración ocurre en el territorio de Mercia (cuando las anteriores novelas eran en Wessex y Northumbria) por lo que algunos de los personajes más cercanos a Uhtred aparecen durante breves momentos. Beocca solo tiene algunas mínimas apariciones (aunque grandes novedades). Lo mismo le pasa a Etelwoldo, el sobrino del rey Alfredo que conspira para quitarle la corona a su tío, y quien se presenta solamente en un capitulo.

Pero entre los que si regresan esta Haesten, un esclavo danés que Uhtred salvó en la novela Svein, El del Caballo Blanco y que ahora regresa con peligrosas intenciones.

Conclusión

El título La canción de la espada hace referencia a una sensación, una especie de música que los guerreros escuchan antes de la batalla, es adelantarse al inminente choque del acero y la madera. Es algo que los prepara para lo que va a suceder: sentir la canción de la espada implica que la situación no va a resolverse con las palabras.

Como se ve, el título promete aventura y Cornwell cumple con lo que promete.

Los sucesos que son narrados no están completamente basados en la historia real, porque como avisa el autor, casi no hay textos refiriéndose a la época que trata en esta novela. Expande sobre lo que se conoce de la defensa de Wessex, y las acciones que lleva a cabo Etelfleda , la hija del rey Alfredo.

Hay además sorpresas, en especial después de la primera mitad del libro. Hay lugar para el romance

Si ya leíste los libros anteriores de la saga, es muy probable que no necesite recomendártelo. Pero si lo que buscas es una historia acerca de vikingos y la edad media, podes tranquilamente comenzar con La canción de la espada.

Así que… ¿te dieron ganas de leerla? ¿O ya leíste esta novela? ¿Que te pareció?

 

También puede interesarte

Comentarios