13 Guerreros: asedio, caníbales y Antonio Banderas

13 Guerreros Poster

The 13th Warrior (13 Guerreros, tal como fue presentada en la Argentina) es una película del año 1998, dirigida por John McTiernan.  Este realizador es más conocido por otras de sus películas de acción/aventura que se volvieron hitos de la cultura popular en la parte tardía de la década de 1980, como por ejemplo Predator (“Depredador”, 1987) y Die Hard (“Duro de matar”, 1988).

El guion de 13 Guerreros está basado en la novela de 1976 Eaters of the Dead (“Devoradores de cadáveres” en su traducción al castellano) del escritor Michael Crichton. Este escritor es recordado por varias de sus novelas, siendo que algunas de ellas tuvieron un gran éxito al ser trasladadas al medio audiovisual.

Es cierto, este no es el caso, esta película estuvo lejos de ser un éxito comercial. Y lejos de ser un éxito artístico, ya que estamos. Pero la película es divertida, y más de lo que yo esperaba. No leí el libro, así que no puedo comentar nada sobre esa parte.

Pero como decía, el ya fallecido Crichton es todavía un autor muy buscado dentro del cine de género de los grandes estudios de Hollywood,  basta decir que otro de sus libros es Jurassic Park (publicado en 1990 y llevado a la gran pantalla por Steven Spielberg en 1993).

Ahmed Ibn Fahdlan (Antonio Banderas) es un embajador Árabe en excursión como emisario político. En su primer viaje se encuentra con una tripulación de vikingos que, entre ataque y ataque, ahora están acampando en una playa. Es una tripulación liderada por un hombre llamado Buliwyf (Vladimir Kulich).

La calma se interrumpe cuando reciben un pedido de ayuda de un pueblo cercano: una de sus comunidades está siendo atacada constantemente por un extraño grupo de asaltantes, que llegan desde el bosque con la niebla y que roban todo a su paso. Para poner peor las cosas, los atacantes se llevan hasta las cabezas de los muertos como trofeo de guerra.

Y porque no, también comenten actos de canibalismo.

Ahmed entonces se une a otros doce guerreros para la defensa de este poblado. Mujeres y hombres de la zona suman sus fuerzas para fortificar el lugar y ganar en la pulseada del asedio medieval.

Recuerdo vagamente el video de 13 Guerreros entre las existencias de películas en alquileres de los videoclubs. Pero había algo raro en su caja, su poster poco inspirado con Antonio Banderas observándonos y la total falta de información sobre su calidad… personalmente nunca la alquile y jamás conocí a nadie que lo hiciera.

Ni siquiera tengo en la memoria su paso por el cine. Y esto es lo extraño, no se trata de una película barata o de clase B. Es una creación de Hollywood bien filmada, con muy buenos escenarios, caballos, antorchas, flechas y todo lo necesario para equipar una película de época. De esas que suelen tener publicidad por todas partes.

Al parecer la realización de la película estuvo llena de problemas, y su estreno se demoró desde 1996 hasta 1998. El primer corte no funcionó en las pruebas con el público, el director John McTiernan fue reemplazado y Michael Crichton entró para filmar nuevas escenas. Al final, la película supero un presupuesto de 150 millones de dólares y su destino fue el de un pasaje acelerado hacia el olvido.

Sorprende decir después de todo esto que 13 Guerreros es una sólida película de asedio, donde un conjunto de profesionales enfrenta a una fuerza que la supera en número. Está muy, muy lejos de un clásico de la cinematografía como Siete Samuráis  (Akira Kurosawa, 1954) y le falta el impacto visual de 13 Asesinos (Takashi Mike, 2010), por mencionar dos ejemplos cercanos, pero es una correcta película de aventuras.

De hecho se ve que originalmente tenía varios pasajes más violentos e inquietantes, pero las imágenes sangrientas fueron reguladas para ganar alcance de público. Aun con ese tratamiento limpio, se deja ver que en su interior tiene las piezas correctas y respeta su sencilla premisa de entretener.

¿Se trata 13 Guerreros de una novela histórica? ¿Está basada en hechos reales?

Su trama está inspirada en varias fuentes, y algunas de ellas son reales. Existió un embajador  llamado Ahmed Ibn Fahdlan en el siglo X, con un encargo que lo puso a viajar por Europa en el año 921 d.C. Como en la vaga narración que hace Antonio Banderas (oficia de narrador por unos dos minutos totales, para abrir y cerrar la película) Ahmed también llevo un diario de sus itinerarios.

Ahmed pasó tiempo con los hombres del norte, en especial con una comunidad de la región escandinava de los Russiyyah. Y este grupo era atacado por unos vecinos más violentos, que la película llama los “Weldon”.

El film da a entender que los Weldon están más bien cercanos a sus raíces “neandertales”  o de la “pre historia” (adoran por ejemplo unas estatuillas idénticas a la que se conoce como la “venus de las pieles”), pero los detalles que pueden resultar más imaginativos de esta mezcla literario/antropológica no están demasiado explotados.

La idea de un Árabe entre normandos tampoco está muy bien explotada, salvo por la clásica transición que lleva al personaje de “marginado por sus nuevos compañeros” hasta “extranjero nombrado como miembro honorario del pueblo y amigo de todos” por su inteligencia y valentía. Ni de los árabes, ni de los Rus’, ni de nadie tenemos grandes detalles. No abunda demasiado en la idea de “choque de culturas”, lo que no es una obligación, pero puede darle otra capa a cualquier obra.

El autor también toma inspiración del poema épico anglosajón Beowulf.

Vale agregar que 13 Guerreros también desaprovechan monumentalmente la actuación de Omar Sharif, actor oriundo de Egipto que participó de clásicos como Lawrence de Arabia (David Lean, 1962), pero que aquí tiene apenas un par de minutos en escena.

En resumen, puede ser que The 13th Warrior no sea la película más precisa en cuestiones históricas, o la mejor actuada, ni siquiera la más llamativa. Es verdad, su tema es delgado como un papel mojado. Pero sus escenas de batalla son entretenidas, y su sentido de relato de aventuras está bien llevado.

Lamentablemente, aunque las escenas de batallas son buenas (en especial una en que un regimiento de caballería ataca portando antorchas), como no llegamos a conocer nada de los 13 guerreros del título, es difícil identificarlos y bien podrían ser 8 guerreros o 900. Mueren peleando o ganan, pero solamente identificamos a los que tienen alguna característica MUY específica (el que usa un arco, el pelirrojo, etc.) y el resto se mezcla dentro de la acción.

Pero ya estoy exagerando demasiado: hay un pueblo rodeado de estacas, dos comunidades se van a los golpes, hay espadas, Antonio Banderas y está ambientada a principios del siglo X, con caníbales de orígenes prehistóricos. No se necesita saber nada más, es una película de acción/histórica sin nada muy bueno, ni nada muy malo.

También puede interesarte

Comentarios